Bruce Gilden Photographer 01 Ene

Me imagino a Bruce Gilden de pequeño con esa mirada que solo otorga la calma observadora de lo inexplicable en la vida infante.

En ese Brooklyn de 1956, diez años después de su nacimiento, se reelegía Eisenhower mientras Bruce miraba por la ventana el mundo, ese mundo neoyorkino, que después registrará tan fiel y duramente a través de su mágica Leica.

Cuenta Bruce que tuvo un padre violento y una madre alcohólica, la cual se quitó la vida. Lo cuenta en una entrevista para Magazin Lufhansa. La relación con su padre fue difícil, y con su madre también. “Tal vez por eso soy un buen observador. Veo todo. Puedo ver al mirar los nudillos de una persona si tiene o no una racha violenta”. Dice Bruce.

Algo le atraía de manera natural en las personas, desde el principio, sabía que el colectivo solo puede ser leído, masivamente, por medio de las imágenes.

Así hizo su primer intento de estudiar sociología en Pensilvania, en la Universidad de Penn State. Tal vez un poco de sociología lo empaparon del deseo de fotografiar “a los de abajo” como él decía.

 

Bruce Gilden y su primer foto

Encontró en la película de Michelangelo Antonioni en 1966, Blow Up, algo que le hizo dar un giro completo a su vida. La fotografía lo capturó primero a él, le mostró, a través de un lente el mundo.

Bruce se compró una cámara Miranda, su primer cámara, y tomó clases nocturnas de fotografía en la Escuela de Arte de Nueva York. Pero “al buen entendedor, pocas palabras” y Bruce abandonó pronto las clases de fotografía, las comprendió inmediatamente al tomar su primer fotografía, un unicornio.

Fue taxista de New York por cuatro años, labor que le otorgaría la característica del acercamiento a las personas, la cual lo marcaría su estilo fotográfico.

Para Bruce el zoom no era del objetivo, era físico, tanto era así, que lo denotará como un fotógrafo intrusivo y agresivo, y si, así lo demuestran su fotografías, con rostros frontales muy cercanos, personajes arrebatados con la rapidez de la sorpresa. Bruce sabía que solo así capturaria lo duro de la marginación y la sobrevivencia.

 

La influencia fotográfica

Con la influencia de Lisette Model, comienza uno de los primeros trabajos fotográficos de Bruce Gilden; la playa de Coney Island en New York, donde capturó de manera sobresaliente la vida cotidiana al desnudo de su cercano Brooklyn.

Un primer día, como dice el mismo Bruce, -tomé la foto de un pequeño hombre de nombre Pequeño Louie, estaba debajo de la cabeza de un dragón, vestía traje y sombrero, me llamó la atención su pequeña estatura y entable conversación, el hombre iba camino al dentista.

El ojo intuitivo del fotógrafo Bruce Gilden es capaz de hacer una foto a una familia caminando por la calle que titula “la familia de las bocas torcidas”, una fotografía simple, pero de una verdad estadounidense descarnada.

Coney Island se imbuye de una temporalidad inmigrante, de un mapamundi gentrificado como un laboratorio genético más bien atemporal. Bruce Gilden dice que Coney Island ya no es la misma. Una foto tomada a finales de los 60s, pasado el mediodía, con una mujer en primer plano, con una playa repleta de personas, un hombre cubriéndose los ojos y mirando a lo lejos sobre una roca, son el marco para que Bruce comente que la población a cambiado, y que hoy encontramos negros europeos, puertorriqueños, latinoamericanos, gente de la india oriental, y que si uno desea conocer la demografía de New York solo tiene que ir a Coney Island.

Bruce Gilden Biografia

 

Fotografía de Haití

Haití le cautivó tanto que fue allí durante 10 años, en dieciséis veces -es mi segundo país- decía. El mismo Bruce, dice también  que allí encontró una mezcla de pasión y apatía, crueldad y fanatismo, resistencia y desesperación. Como quien cocina a fuego lento, Bruce sirvió la mesa en 1996 con el libro Haití, que ganó el premio Europeo de Publicaciones a la Fotografía.

bruce gilden fotógrafo

 

A Beautiful Catastrophe

En el 2005 Bruce Gilden realizó un libro que tituló A Beautiful Catastrophe, sobre las calles de New York, ese new York tan suyo. Anteriormente ya había hecho otro, Facing New York en 1992. Es un New York de los años 70s, ya desde entonces se ve el uso de un flash y del arrebatamiento a sangre fría de instantes, imágenes barridas pero a la vez nítidas producto de un manejo de flash que crea un efecto muy particular.

Bruce Gilden A Beautiful Catastrophe

 

Go, la mafia japonesa

El juego de mesa oriental Go fue el símbolo que Gilden utilizó como título para su trabajo en Japón, el cual publicó en el 2000 y que había comenzado en el 94. Realiza un trabajo sobresaliente sobre la mafia japonesa, pero también sobre los motoristas Bosozoku, y la gente sin casa.

Bruce tomó vuelo y realizó trabajos en la India de fotografías de gente, muy a su estilo, en rituales, ríos y aglomeraciones. El trabajo que realiza con los gitanos en Portugal demuestra una madurez fotográfica, y sus “chicos malos” son fotografías de una belleza ruda, con acercamientos fuertes a los personajes, “entre mas viejo, mas me acerco” dice Bruce. Así pasa por Rumania, Australia y Rusia.

Bruce Gilden Go Yakuza

 

No Place Like Home

Sin embargo, Bruce regresa en el 2008 a interesarse por los acontecimientos en su país. En el 2008 los estadounidenses se vieron afectados por una aniquilación hipotecaria. En la serie No place like home, Bruce dice -mi trabajo de las casas embargadas de Detroit, fue una continuación del trabajo de Fort Myers, Florida. Todo parecía Berlín después de la segunda guerra mundial, enormes territorios de casas abandonadas-. Bruce viajó por Michigan, Fresno, California y Reno, Las vegas, Nevada, para crear “El libro de la ejecuciones hipotecarias” que fue publicado en el 2013.

 

Fotografía Digital a Color

Posteriormente experimentó con la fotografía digital a color en el proyecto “Postales de America”, las fotos de Bruce Gilden son ahora rostros enmarcados con un acercamiento que deja poco espacio en las orillas. Rostros sumamente descriptivos que fueron plasmados en el libro Face.

Al mismo tiempo estuvo fotografiando las calles de Londres en una comisión para Archive of Modern Conflict, publicado en A Complete Examination of Middlesex, 2013.

Bruce Gilden Bio

 

Formato Blanco y Negro

Bruce Gilden regreso a su estilo y al formato blanco y negro para caminar las calles de París, Johannesburgo, Hong Kong, Manchester y su natal New York bajo el encargo del sistema de transporte parisino RATP. En el 2015 se expuso el trabajo en 17 estaciones del metro y se publicó en el libro Un Nouveau Regard sur la Mobilité Urbaine.

Irreverente, el se cataloga a sí mismo como tímido, dice que cuando se siente cómodo es audaz, -capturo el alma de las personas, soy street photographer, comenta. La verdad es que el fotógrafo de Magnum, Bruce Gilden, es todo eso y más.

 

Oswaldo Ramírez / sabinastudio.mx / contacto@sabinastudio.mx

 

Fuentes:

https://www.brucegilden.com

https://pro.magnumphotos.com

https://pro.magnumphotos.com

https://magazin.lufthansa.com/xx/en/people-en/bruce-gilden-das-auge-der-strasse

http://www.source.ie/issues/issues0120/issue10/is10artbrugil.html

“Go” with Bruce Gilden to the Dark Side of Japan

Todas las fotografías se presentan sin intención de lucro y con fines de crítica y/o investigación científica, literaria y/o artística bajo lo previsto en la legislación vigente por conducto de los tratados internacionales en materia de derechos de autor. Todos los derechos pertenecen a su creador.

John Thomson el primer Street Photography. Los inicios de la Fotografía de Documentación Social

Nacho López y “El México que se Fue”

La Fotografía en la Antropología Visual.

Juan O’Gorman y la Arquitectura Funcionalista

 

 

 

 

Oswaldo Ramírez es un Fotógrafo en la Ciudad de México especializado como Fotógrafo de Arquitectura, Fotógrafo de Productos y Fotógrafo de Retrato en Sabina Studio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *